fbpx
Nuestras redes sociales

Actualidad

La importante inversión de Toyota en la producción de baterías en EEUU y Japón

Publicado

el

Toyota invertirá una millonaria suma de euros en plantas de Estados Unidos y Japón para alcanzar, como muy tarde en 2026, una capacidad productiva anual de 40 GWh. En total, la compañía invertirá más de 15.000 millones de euros. En nuestro país, Toyota ha lanzado este año su primer coche eléctrico, el bZ4x, un SUV disponible únicamente bajo la modalidad de renting y al que seguirá, bajo las siglas ‘bZ’ (Beyond Zero) otro crossover más pequeño.

Toyota anuncia una inversión de 5.263 millones de euros para producir baterías

Toyota lanzará 30 coches eléctricos hasta 2030 con la intención de vender hasta 3,5 millones de unidades ese mismo año. Aunque la compañía está siendo más conservadora que otras marcas en cuanto al lanzamiento de coches 100% eléctricos, con estos planes entra en un juego en el que las baterías jugarán un papel esencial.

De momento, Toyota opta con BYD como principal proveedor, pero junto a Panasonic, a través de una asociación estratégica llamada Prime Planet Energy & Solutions, espera convertirse también en fabricante del componente clave. Su próximo movimientos en este campo, según ha confirmado la automovilística, será la inversión de 5.263 millones de euros para poner en marcha plantas de baterías en Japón y Estados Unidos.

Objetivo: alcanzar entre Japón y Estados Unidos una capacidad productiva de hasta 40 GWh

De la inversión total anunciada, se destinarán 2.883 millones de euros a las plantas de la marca en Japón y a la de Prime Planet Energy & Solution en Himeji, en el país asiático, mientras que el resto, 2.352 millones, se destinarán a Toyota Battery Manufacturing, en Carolina del Norte, Estados Unidos, para incrementar su producción de baterías.

El objetivo de estas inversiones, con las que espera empezar a producir baterías entre 2024 y 2026, es alcanzar, entre Japón y Estados Unidos, una capacidad productiva de hasta 40 GWh anuales, cifra con la que prevé satisfacer sus demandas inmediatas del componente más importante de la movilidad eléctrica. Parte de la inversión se destinará también a reforzar su competitividad y a la formación de personal dedicado específicamente al ensamblaje de las baterías.

Una inversión total de más de 15.500 millones

Estos 5.263 millones de euros se enmarcan en su plan de inversiones para el desarrollo y producción de baterías, que ascenderá hasta los 15.582 millones en total durante la próxima década después de que a finales del año pasado la marca anunciara más esfuerzos para ello. Esta cifra se sumará también a los casi 8.000 millones que Toyota ha destinado a las baterías durante los últimos 26 años para desarrollar los sistemas eléctricos de sus coches híbridos.

Toyota ha lanzado este año su primer coche eléctrico, el bZ4x, un SUV disponible en España únicamente bajo la modalidad de renting y al que seguirá, bajo las siglas ‘bZ’ (Beyond Zero) otro crossover más pequeño. La compañía asiática quiere reducir al 100% sus emisiones de CO2 en Europa Occidental para 2035, hito que también incluye la neutralidad para sus plantas en el continente. A los eléctricos ya confirmados se le sumarán otros que coparán la mayoría de los segmentos del mercado, incluido el de los pick-up, durante el próximo año.

Actualidad

Tata está considerando a España para construir su planta europea de baterías

Publicado

el

La compañía india Tata está considerando establecer una planta de celdas de batería para vehículos eléctricos (EV) en España o Gran Bretaña, con el objetivo de  impulsar cadenas de suministro en Europa. La ubicación que estaría considerando Tata en España es un lote industrial en la ciudad de Zuera, en las afueras de la ciudad de Zaragoza.

Tata considera España y Gran Bretaña para planta europea de baterías para vehículos eléctricos

La empresa india Tata está considerando establecer una planta de celdas de batería para vehículos eléctricos (EV) en España o Gran Bretaña, ya que el fabricante de automóviles busca impulsar cadenas de suministro en Europa. El director financiero de Tata dijo el mes pasado que el fabricante de automóviles estaba considerando establecer plantas en India y Europa para producir celdas de batería para vehículos eléctricos.

En Europa, su objetivo sería proporcionar baterías para su lujosa unidad Jaguar Land Rover, que tiene instalaciones de fabricación en Gran Bretaña y Eslovaquia. La compañía expresó luego de conversaciones a fines del año pasado que estaba considerando España y Gran Bretaña como las dos ubicaciones principales para la planta.

Atracción por España

Tata se sintió atraído por la asignación de España de fondos de ayuda pandémica de la Unión Europea para promover la fabricación de vehículos eléctricos y baterías, y su estatus como miembro de la UE a diferencia de Gran Bretaña luego de su salida del bloque.

La ubicación que estaría considerando Tata en España es un lote industrial en la ciudad de Zuera, en las afueras de la ciudad de Zaragoza, en el noreste de España, el mismo sitio que Volkswagen consideró para una planta de baterías que ahora está construyendo en otras partes del país.

Representantes de Tata de India y Gran Bretaña participaron en las reuniones conjuntas con funcionarios de los gobiernos regionales de España y Aragón y también hubo visitas a la ubicación potencial.

Fondos de la Unión Europea

Como el segundo país productor de automóviles más grande de Europa detrás de Alemania, España lanzó en 2021 un programa ambicioso para atraer inversiones relacionadas con vehículos eléctricos, principalmente utilizando fondos de la UE.

Se consideró un factor clave para convencer a Volkswagen de ubicar su planta de baterías del sur de Europa en España y planea comenzar a fabricar vehículos eléctricos en el país. Sin embargo, el programa solo asignó 877 millones de euros (958,47 millones de dólares) el año pasado del presupuesto total de 2.900 millones de euros debido a problemas técnicos y administrativos.

Los fondos restantes se desembolsarán en nuevas fases y podrían beneficiar a nuevos contendientes, como es el caso de Tata.

Seguir leyendo

Actualidad

Mercadona se asocia con Iberdrola y Repsol con el objetivo de mejorar la Movilidad Eléctrica

Publicado

el

Mercadona, la famosa cadena de supermercados en España, acaba de firmar un acuerdo de colaboración con Iberdrola y Repsol para mejorar la movilidad eléctrica. Supondrá una inversión conjunta de 21 millones de euros en puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Nuevo Modelo de Tienda Eficiente: Mercadona presenta su última iniciativa

Mercadona, la famosa cadena de supermercados en España, acaba de firmar un acuerdo de colaboración con Iberdrola y Repsol para mejorar la movilidad eléctrica. Supondrá una inversión conjunta de 21 millones de euros en puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Mercadona cuenta actualmente con 2.000 puntos de recarga y 100 ya son semirrápidos, una tecnología que se irá extendiendo paulatinamente al resto de comercios de la cadena. El objetivo es que a finales de 2024 todas las tiendas cuenten con lo que la compañía denomina Nuevo Modelo de Tienda Eficiente y que cuenten con estos puntos específicos.

5.000 puntos de recarga semi-rápida

El objetivo es muy ambicioso, ya que se instalarán aproximadamente 5.000 puntos de recarga semi-rápida, que convertirán la red de recarga de Mercadona en una de las mayores redes privadas de España y el sur de Europa. Se trata de postes que multiplican por seis la velocidad de recarga, pasando de 3,7 kW a 22.

Atención al cliente

Según ha confirmado el propio Mercadona, serán Iberdrola y Repsol quienes gestionen el servicio y la atención al cliente de estos puntos de recarga que los clientes podrán utilizar mientras compran. Para ello, será necesario descargar las apps de Recarga Pública Iberdrola y Waylet de Repsol, que, entre otras cosas, permiten al cliente encontrar el cargador más cercano, comprobar que está disponible y realizar el pago.

Seguir leyendo

Actualidad

El CSIC colabora en el proyecto que promete desarrollar el Vehículo Eléctrico en Europa

Publicado

el

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) participará de Future: Fast Forward, el proyecto que anunciaron Grupo Volkswagen y Seat y que promete desarrollar el vehículo eléctrico en Europa. Esta iniciativa se pone en marcha en 2023 tras recibir 357 millones de euros de las ayudas Perte. Los investigadores del CSIC aportarán su conocimiento en recuperación de materias críticas del vehículo eléctrico.

El CSIC participa en una alianza de la automoción española para impulsar el coche eléctrico

El pasado mes de mayo el Grupo Volkswagen y Seat anunciaban Future: Fast Forward, un proyecto para desarrollar el vehículo eléctrico en Europa. Esta iniciativa se pone en marcha en 2023 tras recibir 357 millones de euros de las ayudas Perte (Proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica).

Con el objetivo de convertir España en un hub europeo en movilidad eléctrica, se ha presentado oficialmente hoy con la participación de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), quienes aportarán su conocimiento en recuperación de materias críticas del vehículo eléctrico. Al respecto, Marc Riera, presidente del proyecto, expresa:

La resolución del Perte-Vec es un paso más en nuestro plan para convertir la automoción española en un referente europeo en cuanto a la electrificación sostenible.

Economía circular

Investigadores del CSIC han intervenido en la presentación oficial explicando su aportación dentro del bloque de economía circular, ya que colaborarán en la reutilización de materias primas de tres piezas clave del vehículo eléctrico: el motor, la batería y los circuitos electrónicos. En este aspecto, Félix Antonio López, investigador que dirige la colaboración del CSIC desde el Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas (CENIM) (una colaboración que forma parte de las actividades de innovación de la Plataforma Temática Interdisciplinar del CSIC Mobility2030) explica:

En el motor, se recuperarán las tierras raras (neodimio, disprosio y otros elementos); en la batería no solo se recuperarán los metales críticos (litio, cobalto y manganeso, principalmente) sino también el grafito y, finalmente, en los circuitos electrónicos de los grupos de potencia del motor se recuperarán metales preciosos (oro, plata y otros), y sobre todo el cobre.

Hay que tener en cuenta que un vehículo eléctrico necesita seis veces más metales que un vehículo de combustión. Avanzar en la recuperación de metales críticos y estratégicos será un paso de gigante en la sostenibilidad de la movilidad basada en el vehículo eléctrico.

Proyectos en comunidades autónomas

Se trata de uno de los 86 proyectos que 52 de los socios de la agrupación pondrán en marcha en diferentes comunidades autónomas: Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Navarra y País Vasco. Estos trabajos se dividirán en nueve bloques en función de su temática: tres bloques relacionados con la fabricación de baterías, ensamblaje y otros componentes; tres bloques sobre formación, digitalización y economía circular; y tres más relacionados con la conectividad y la fabricación de sistemas de recarga.

Inversión de 10.000 millones de euros

La considerada mayor alianza empresarial de la historia de la automoción en España prevé movilizar una inversión de 10.000 millones de euros: 7.000 millones del grupo Volkswagen, Seat y PowerHoldco; y 3.000 del resto de los socios. Su diversificación geográfica y su conocimiento de toda la cadena de valor de la automoción convierten esta iniciativa en un ambicioso proyecto capaz de transformar España en un hub europeo líder en movilidad eléctrica y de generar un gran impacto socioeconómico en el sector del automóvil. Para cerrar, Riera destaca:

Desde Future: Fast Forward trabajamos para transformar la industria de la movilidad y acercarnos así a un futuro más sostenible.

Seguir leyendo

Tendencia